University of Pittsburgh |  Pitt Home | Find People | Contact Us
Inicio Socios Revistas Libros Normas Editorial Congresos Acerca del IILI
Breve Relato | Estatutos | Cronología | González | Rioseco |Englekirk | Roggiano | Cornejo
Breve Relato



Versión Imprimible

1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11   12   13   14   15   16   17   18


I. La primera época ("Mexicana") 1938-1955

Ya mencionamos que el IILI se fundó en la Ciudad de México en agosto de 1938. El panorama internacional no podría haber sido más sombrío. En marzo, el presidente Lázaro Cárdenas había nacionalizado el petróleo mexicano, a pesar de la política del Buen Vecino promovida por Roosevelt, a partir de su primera inauguración en marzo de 1933. La Guerra Civil Española terminaría a fines de marzo de 1939 y la Segunda Guerra Mundial empezaría a comienzos de septiembre de 1939; Estados Unidos entraría en la guerra en diciembre de 1941.

Según la memoria histórica —o quizás "literaria", y aun "folclórica"— del IILI, su génesis como institución estuvo en una conversación entre Pedro Henríquez Ureña, Alfonso Reyes y, tal vez, Manuel Pedro González. De todas formas, a fines de 1937 González llevó la propuesta a Julio Jiménez Rueda y Francisco Monterde, profesores de la Universidad Nacional (después Autónoma) de México, quienes organizaron el primer congreso en agosto de 1938. González (1893-1974), el primer presidente del Instituto, se distanció gradualmente de la organización después de una serie de conflictos (ver nota necrológica de Alfredo Roggiano reproducida en este número), pero Jiménez Rueda (1896-1960) y Monterde (1894-1985), por no decir la UNAM, se mantuvieron fieles al IILI.

Jiménez Rueda, por ejemplo, asistió a cada uno de los primeros siete congresos. También fueron cruciales la intervención de Raimundo Lazo (1904-1976), organizador del congreso habanero de 1949, y la cooperación asidua de Mariano Picón Salas (1901-1965). Colaboraron con ellos un pequeño grupo de profesores latinoamericanos radicados en Estados Unidos, especialmente el chileno Arturo Torres-Rioseco (1897-1971) y el colombiano Carlos García-Prada (1898-), pero también José A. Balseiro (1900-), Luis Monguió, Andrés Iduarte (1907-), Enrique Anderson Imbert (1910-2000) y Fernando Alegría (1918-), una generación de críticos que pertenecían a la generación de escritores como Borges, A sturias, Carpentier, Neruda y Paz. Este grupo de latinoamericanos formaba el puente entre las universidades de América Latina y los latinoamericanistas norteamericanos como Sturgess E. Leavitt (1888-), John E. Englekirk (1905-1983), Erwin K. Mapes (1884-1961), John A. Crow, Irving A. Leonard, John T. Reid, Albert R. Lopes y Jefferson Rea Spell, entre muchos otros.

En su discurso inaugural dirigido al del primer congreso, el presidente del mismo, Julio Jiménez Rueda, declaró que, "de todas las manifestaciones de la cultura de Iberoamérica, la literatura es la que ha llegado a ser más conocida y apreciada en el mundo. Los poetas desde el siglo pasado, los novelistas en el presente, son leídos y comentados ya en su lengua original, ya en las traducciones que por fortuna se multiplican más cada día". (3) Es una percepción que volvería a afirmarse en los años 60, en otra época decisiva de la Revista.

En el prefacio a la Memoria del Primer Congreso, publicada dos años después, Manuel Pedro González precisa que el propósito fundamental del IILI es "luchar por el mejoramiento de las relaciones culturales entre los países iberos de América así como entre éstos y la América anglosajona" y "estudiar los medios de mejorar la técnica de la enseñanza de nuestra literatura y buscar el procedimiento más adecuado y eficaz para divulgar su conocimiento fuera de los respectivos países en que se produce" (xi). Y añade: "El principio básico que orientó la labor del Congreso podría formularse así: La cultura es un campo neutro, con jurisdicción y fuero propios y con una esfera de acción universal y sin fronteras" (xi).



NOTAS

(3) Memoria del Primer Congreso, ed. Francisco Monterde (Universidad Nacional de México, 1940), p. 18.


1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11   12   13   14   15   16   17   18