University of Pittsburgh |  Pitt Home | Find People | Contact Us
Inicio Socios Revistas Libros Normas Editorial Congresos Acerca del IILI
Breve Relato | Estatutos | Cronología | González | Rioseco |Englekirk | Roggiano | Cornejo
Breve Relato



Versión Imprimible

1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11   12   13   14   15   16   17   18


Como es natural, no compartimos necesariamente las ideas y posturas expresadas en los artículos y notas aquí reunidos. Nuestros criterios han sido la representatividad, la variedad y la brevedad, criterios a veces mutuamente excluyentes. Y no es necesario decir que cuando es cuestión de escoger unos cincuenta ensayos, notas y editoriales entre más de cuatro mil, la arbitrariedad tiene algo que ver con el resultado. (2)

Aun así, los lectores instruidos divisarán posiblemente alguna lógica arquitectónica vacilante entre las vagas neblinas de nuestro pequeño laberinto. De todas formas, nuestra antología es una historia telescópica de la Revista, de la crítica literaria latinoamericana, y, más oscuramente, de los estudios latinoamericanos y de la misma América Latina durante el período que nos toca.

Si esta aseveración puede parecer ambiciosa, habría que confesar que incluso estas cuatro historias parciales y vagas son más parciales y vagas de lo que habríamos querido debido a nuestras limitaciones de tiempo y de recursos, por no hablar de las limitaciones propias. Para hacer bien lo que nos propusimos, sería necesario un trabajo de años, no de meses; pero es por eso, sin duda, que se ha hecho tan poco hasta ahora. Con todo, esperamos que otros completarán, algún día, el trabajo iniciado aquí —por lo menos antes del centenario del IILI.

Detrás de la Revista y sus editores están siempre el Instituto, sus directores, sus congresos, y sus socios. Por eso decidimos que también sería útil incluir un artículo de Alfredo Roggiano explicando su propia relación con ambas entidades; un discurso que Rómulo Gallegos leyó frente al cuarto congreso del IILI pocos meses después de haber sido destituido de la presidencia de Venezuela por los militares; un poema dedicado a Rubén Darío que Pablo Neruda envió al XIII congreso; un ensayo un tanto periodístico que Emir Rodríguez Monegal, tan importante en la trayectoria de la Revista entre 1969 y 1986, publicó en Mundo Nuevo en 1967, en el que describe cómo es un Congreso del IILI y cómo se relaciona con su contexto sociocultural —en este caso venezolano— y con su contexto literario —en este caso el triunfo de Vargas Llosa con el Premio Gallegos y la primera aparición pública de García Márquez después del éxito de Cien años de soledad en Buenos Aires; y, finalmente, algunas notas necrológicas de personalidades inseparables de la historia y los logros del IILI, notas que también dan una visión impresionista de una época ya desaparecida del hispanoamericanismo norteamericano (son especialmente iluminadoras las notas escritas por el mismo Alfredo Roggiano).

La Revista ha tenido tres épocas: la de la Universidad Nacional de México, 1938-1956 (la menos conocida y apreciada; por eso le dedicamos más atención aquí); la de Alfredo Roggiano, Iowa y Pittsburgh, 1956-1991, completada por Keith McDuffie, 1991-1996; y la de Mabel Moraña, Pittsburgh, desde 1996 (aunque, en cierto sentido, desde 1993). Y es curioso constatar que desde nuestra perspectiva momentánea —¿instantánea?—en el año 2002 se divisa una extraña simetría en esta trayectoria. La época de Roggiano, la mejor conocida, consiguió, sin la menor duda, una consolidación del estatuto estrictamente literario y académico de la revista—es la época de la literatura iberoamericana y de la crítica literaria iberoamericana en sentido estricto, académico, si bien la adhesión de Emir Rodríguez Monegal entre 1969 y 1986 añadió una dimensión un poco más "mundana" (comercial, editorial, publicitaria) a la empresa.

Pero antes y después de Roggiano se percibe otro fenómeno: ambas son épocas en que la "crítica literaria" no es suficiente en sí para el estudio de la literatura (mejor dicho, la literatura en sí no es adecuada como concepto crítico). Entre 1938 y 1956, en una primera época de acercamiento supuestamente constructivo entre Iberoamérica y Estados Unidos (Roosevelt, "el buen vecino", la alianza en la guerra, la OEA), lo que la Revista ofrece es una mezcla de crítica literaria, "pensamiento latinoamericano" y reflexiones sobre la identidad latinoamericana y las relaciones interamericanas. Y después de Roggiano, a partir de 1992, aproximadamente, en otra época de acelerada interacción entre Iberoamérica y Estados Unidos, bajo la sombra de la "globalización" "posmoderna", la Revista ofrece una amalgama deliberadamente híbrida de crítica literaria (especialmente "teoría"), "estudios culturales" y nuevas reflexiones sobre la identidad (ahora "multicultural") latinoamericana, interamericana e incluso intra-norteamericana (la identidad y cultura de los llamados "latinos" en Estados Unidos).



DividerDivider
NOTAS

(2) Se han publicado algunos —pocos— estudios sobre la historia de la RI. Alfredo A. Roggiano habló en el 23o Congreso (Madrid, 1984) de la trayectoria de la RI, ponencia reproducida en las Actas ("La RI, Organo del IILI") y también en este número. En 1990, Sonia Mora publicó en Hispania una breve entrevista con Roggiano en la que éste explicó cómo había tratado de evitar el faccionalismo para que la revista tuviera un espíritu "ecléctico, cosmopolita, integral y realmente internacional" (Hispania 73, septiembre 1990, pp. 63-65). También en 1990, Samuel Gordon, alumno de Roggiano, escribió un artículo, "Alfredo A. Roggiano, Director de la RI" (Actas del XXIX Congreso del IILI, PPU, Universitat de Barcelona, 1994, tomo I, pp. 89-107), para marcar los 150 números de la revista y, tal como sucedieron las cosas, para marcar la muerte de Roggiano, con especial énfasis en su contribución a la "creación literaria y la canonización crítica".



1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11   12   13   14   15   16   17   18